Sí, el BIM puede ayudar a reducir los accidentes laborales

Si ya conoces la metodología BIM sabrás que uno de los valores que la caracterizan es su enfoque holístico, lo que significa que permite al sector AECO una aplicación desde las primeras etapas de planificación hasta las últimas de ejecución. En nuestro blog de hoy queremos explicaros, precisamente, cómo la integración en todas esas fases del Plan de Prevención de Riesgos Laborales apoyado en el BIM puede contribuir a la reducción de los accidentes laborales.

A este respecto, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social http://www.mitramiss.gob.es/estadisticas/eat/eat18/TABLAS%20ESTADISTICAS/ATR_2018_Resumen.pdf), en España se produjeron en 2018 -último ejercicio con cifras disponibles- casi un centenar de accidentes de trabajo mortales en la construcción. Al margen de esos siniestros de mayor gravedad, también cabe señalar que la duración media de las bajas por accidentes laborales en este sector asciende a 32,7 días.

En este contexto, la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales integrada en la metodología BIM permitiría reducir la probabilidad y la gravedad de los accidentes en el sector AECO debido a la confluencia de múltiples factores, entre los que destacamos cuatro:

  • Se minimiza la probabilidad de que se produzcan siniestros derivados de la improvisación o falta de medios gracias a la mayor planificación que supone siempre la adopción del BIM.
  • Se prevén con total certidumbre los lugares exactos de colocación de todos los elementos de obra y de protección colectiva, así como las fases y procedimientos de desmontaje, lo que contribuye a disminuir los riesgos asociados.
  • Se refuerza la información sobre la situación y características de todos los elementos, incluyendo el diseño de cuestiones como los recorridos peatonales, de modo que se reduce la posibilidad de accidentes derivados de la falta de concreción.
  • Se mejora la comunicación y la coordinación entre todos los agentes implicados, lo que refuerza el trabajo colaborativo y contribuye a la anticipación a cualquier tipo de incidencia con una perspectiva multidisciplinar.

En BIM Skills estamos especializados en la formación y en la implementación de metodología BIM en entidades de muy diverso tipo, ya que este enfoque se caracteriza por su transversalidad y por su aplicación en distintas etapas y disciplinas, como esta de la Prevención de Riesgos Laborales.

 

Un BIM Implementation Plan (BIP) paso a paso

Si hace unas semanas inaugurábamos nuestro blog desmontando los mitos de los que el BIM es víctima con más frecuencia, hoy queremos seguir acercándote esta metodología de trabajo a tu día a día. Por eso vamos a explicarte cómo diseñar, planificar, ejecutar y evaluar un Plan de Implementación BIM, un proceso que suele dividirse en estas cuatro etapas y que, habitualmente, desarrolla un BIM Manager:

  1. Investigación sobre la organización

El primer paso requiere conocer a fondo la entidad que quiere incorporar el BIM a sus dinámicas. Para ello, se realiza una auditoría en la que se evalúan aspectos como la composición de la plantilla y, más concretamente, su conocimiento sobre el ámbito BIM, además de cuestiones como los procesos de trabajo actuales, la infraestructura de la que está dotada o cualquier otro asunto que se considere relevante. Para optimizar el resto del proceso, es imprescindible que quien lleve a cabo esta tarea de revisión sea alguien especializado en el ámbito BIM ya que solo a partir de su experiencia podrá evaluar cuál es el punto real de partida.

  1. Planificación para la implementación del BIM

Una vez que se haya obtenido una fotografía sobre la situación exacta de la organización es cuando se realiza la planificación estratégica para la incorporación del BIM, que habitualmente suele ser gradual, y que comienza con la formación de un equipo especializado dentro de la compañía. De este modo, esta parte de la plantilla constituye el núcleo con el que se trabaja de cara al desarrollo de un proyecto piloto, en el que también es clave la elección del software que se va a incorporar.

  1. Ejecución del plan de implementación

Es en esta etapa cuando comienza el verdadero trabajo de campo desde el punto de vista de la formación, una tarea que suele constar de una preparación más generalista sobre principios de aplicación del BIM y, en una segunda fase, un entrenamiento mucho más especializado en el que se pone el foco sobre las competencias que, de un modo específico, van a desarrollar en sus respectivos de trabajo los distintos perfiles implicados.

  1. Evaluación

El Plan de Implementación del BIM va a suponer una serie de beneficios desde la perspectiva económica y temporal que deben ser estudiados para comprobar cuál es el retorno de la inversión que exige el proceso de implantación de esta tecnología en una entidad.


En BIM Skills somos plenamente conscientes de la importancia de aportar un enfoque integral a todo el proceso de llegada de una metodología nueva a una empresa. Por eso damos soporte en todas las etapas, realizando una planificación específica para cada caso, con el objetivo de que la propuesta se alinee con los intereses estratégicos de cada organización. Además, este tipo de trabajos nos permiten conciliar las dos líneas de negocio en las que estamos especializados, como son la formación y la implementación.

¿Qué NO es BIM?

No, el BIM no es nada de esto

Seguro que conoces ese célebre aforismo de Albert Einstein que dice que es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio. Con ella este ilustre científico alertaba sobre el peligro de ciertos estereotipos e imágenes creadas que se daban por ciertas sin serlo en absoluto.

Por eso nosotros queremos inaugurar nuestro blog rompiendo algunos de los tabúes que rodean al BIM y que provocan que más de un profesional todavía sienta ciertos recelos en relación a una metodología de trabajo que ha llegado para quedarse. Así, los argumentos que manejan los detractores del BIM son tan diversos como inciertos. Vamos a desmontarlos uno a uno:

  1. El BIM consume mucho más tiempo

Todos hemos escuchado que «eso del BIM» requiere mucha mayor dedicación y que ralentiza el trabajo pero nada más lejos de la realidad: los ciclos de vida del proyecto se acortan al tiempo que se minimiza la posibilidad de errores e incomprensiones ya que se agrega la mayor cantidad de información posible al modelo desde las primeras etapas. Por ello, la mayor carga de tiempo que puede exigir en la fase de preparación se recupera con creces en las fases posteriores.

  1. El BIM solo se usa en grandes proyectos

Otro de los estereotipos más anclados es el que restringe el papel del BIM a iniciativas de gran envergadura. Sin embargo, los beneficios de adoptar este enfoque se perciben a todos los niveles, desde las construcciones e infraestructuras de mayor tamaño a aquellas de menores dimensiones. De hecho, el BIM puede ser un aliado para pequeñas oficinas, que pueden exhibir soluciones sofisticadas ante sus clientes.

  1. El BIM es demasiado difícil

Toda innovación metodológica y tecnológica supone, de entrada, un gran temor a que el esfuerzo por aprender y familiarizarse con esta destreza sea en vano. Sin embargo, las ventajas que se logran (reducción de costes, mayor productividad, mayor precisión en tiempos de entrega o el menor impacto ambiental) compensan con creces la formación que requiere. Además, la existencia de programas como los que propone BIM Skills permiten un aprendizaje progresivo y gradual en el que el alumnado siempre es el protagonista.

  1. El BIM no es más que una representación en 3D

Dejamos para el final el que, probablemente, sea el estereotipo más consolidado: el BIM es una simple representación de un edificio 3D. Lo cierto es que el 3D no es la única dimensión del BIM, sino que cada modelo incorpora otras dimensiones como el 4D, 5D, 6D y 7D. En ese sentido, lo que hace único a esta práctica es que gestiona la información en su esencia ya que, basándose en un modelo digital, incluye información gráfica y no gráfica que van más allá que la mera visualización de un modelado geométrico.

Ahora que ya sabes que el BIM agiliza tu gestión de tiempos, que es susceptible de ser usado en todo tipo de proyectos y que se puede aprender sin especial dificultad, ¿a qué esperas para especializarte?

×
×

Carrito